Rosa + Jonathan

Siempre se dice que es la novia la que tiene que llegar tarde. Pues en esta ocasión, fue Jonathan, eso sí, estábamos en su casa, nosotros, junto a los amigos y familiares esperándole, que llegase de la peluquería. Sobre las 9 de la mañana, se presento en su casa, y claro, los amigos, ente risas, tenían que echarle una pequeña bronca.

En casa de Rosa, fue algo parecido, llena de amigos, familia, jaleo y alboroto, y con alguna que otra lagrimita de emoción, que se junto con todo lo que ya llevan a sus espaldas, después de un año preparando el gran día. 

En casa de Rosa, fue algo parecido, llena de amigos, familia, jaleo y alboroto, y con alguna que otra lagrimita de emoción, que se junto con todo lo que ya llevan a sus espaldas, después de un año preparando el gran día. 

También puede gustarte...